“…gracias por tanto afecto y dedicación profesional…”

En una necesidad imperiosa, he tomado de este espacio la oportunidad de Agradecer de forma particular, pero consciente de que no la suficientemente justa y meritoria, la especial dedicación y sentimiento implícito adjunto brindado por quien se convertiría en más que un gran amigo en la obtención del anhelado estatus de residente de esta gran nación, que nos da la oportunidad de brindar a la familia un futuro promisorio, SIEMPRE de la mano y voluntad de DÍOS PADRE TODO PODEROSO. Fernando Socol, DÍOS te bendice inmensamente, gracias por tanto afecto y dedicación profesional; eres preciado instrumento de bendición de Nuestro Creador.

“…gracias por tanto afecto y dedicación profesional; eres preciado instrumento de bendición de Nuestro Creador.”

– Valen Bacallado